La vendimia 2015 en la Ribera del Duero

En Ribera del Duero la brotación del viñedo fue temprana en la zona, y un verano seco y caluroso como no se recuerda, hizo que se vendimiara anormalmente pronto. Empezamos el 23 de Septiembre con la Tinta Fina y acabó la semana del 12 de Octubre con el Cabernet Sauvignon.

#Ribera del Duero · #Uvas · #vendimia

La cosecha 2.015 en la Ribera del Duero, ha sido una cosecha corta en cantidad, y buena en calidad. De los 122 millones de kilos de uva registrados por el consejo regulador en la añada 2.014, hemos pasado a 88 en la añada 2.015. La disminución ha sido muy grande, más si tenemos en cuenta el buen número de hectáreas que han entrado en producción durante este año. Esto se ha debido en gran manera, a una menor fertilidad de las yemas, a un mayor porcentaje de corrimiento (las lluvias que se produjeron en plena floración tuvieron mucho que ver), y a un pequeño tamaño de baya, derivado de la escasa pluviometría y temperaturas tan altas como no se recuerdan, en determinados tramos del estío.

IMG_6998_725

Con estos condicionantes, nos encontramos ante una vendimia temprana, de las de mediado septiembre. De excelente sanidad. Por lo general, nos ha dado vinos serios, concentrados, maduros, estructurados y con buen tanino. La nota negativa de la añada, puede provenir de viñedos bloqueados por el rigor del verano, y por algunas uvas con exceso de grado alcohólico probable. El presente de los vinos es muy bueno, veremos el futuro.